12 de febrero de 2010

ARTURO EXPULSADO

Evidentemente no es lo mismo concursar de manera individual que por parejas. Si lo haces de manera individual tú mismo eres el responsable de todos tus actos y de sus consecuencias, pero si lo haces en pareja y aceptas las normas, la responsabilidad de los actos es de los dos. Aceptas las normas o te las imponen como en éste caso ha sido, es lo mismo que cuando a un portero le meten un gol, no podemos hacer responsable a todos los porteros del mundo de las derrotas de cualquier equipo. Nos podremos quejar de haber perdido el partido por su culpa, porque haya tenido una mala tarde, pero quien ha sido derrotado ha sido el equipo, aunque el entrenador al domingo siguiente lo deje en el banquillo por malo. Si el concurso tiene, según la organización un objetivo claro, creo que ha sido lo único que nos han dejado bien explicado, “ganará aquella pareja que para la audiencia mejor haya superado sus diferencias”, aún a pesar de que no nos hayan dicho las normas, las cambien, las manipulen a su antojo o lo que quieran hacer con ellas, lo que nos han vendido desde el primer día ha sido eso, y lo hicieron de manera cristalina.

Queramos o no, queramos verlo o no, Arturo e Indhira entraron como pareja y han concursando como pareja. Si entre ellos y por las causas que sean no han dirimido sus diferencias sino que quizás las han empeorado, solo es responsabilidad de ellos, de los dos, y los dos deberían atenerse a las consecuencias de ese acto. No mareamos ninguna perdiz que yo sepa. Igual que se nos llenaba la boca de baba cuando nos mostraban videos en el que parecian haber hecho las paces, se parecian arrimar en la cama, nos mostraban el inicio de algún edredoning y se llenaban las pantallas de escritos alabando ese comportamiento de los dos y se les enfilaba directitos al premio porque estaban cumpliendo todos los requisitos que se exigian a los concursantes, independientemente de mayor o menor paripé, cumplian la norma principal que se habia impuesto. Pues bien, si ahora esa misma norma que les hizo favoritos e inmunes la primera semana, salta por los aires, y esa pareja no dirimen sus diferencias sino que las aumentan, de la misma manera que antes se le premiaba su actitud como pareja ahora debería castigársele como pareja. Uno de ellos ha sido expulsado por la organización, ha tenido una mala tarde y por su culpa, el equipo, Indhira y Arturo, ha perdido. No podemos cambiarnos de equipo a mitad del partido porque hayamos encajado un gol, y fichar por el equipo contrario o cambiar de jugadores porque lo estemos haciendo mal.

El concursar como pareja tiene sus aspectos positivos, puedes inventarte un paripé lo mas de bonito y llevarlo a cabo a la perfección y habrás conseguido el premio, es muy fácil, pero también tiene sus aspectos negativos, cada uno no depende solo de sus actos sino también de los de su pareja y ya lo expliqué ayer en mi post, quizás pierdan frescura en su convivencia, pero es lo que hay y esas son las normas que creía nos habian dejado entrever. El concurso en pareja conlleva riesgos, los mismos que lleva cualquier relación que no depende de uno mismo, sino tambíen de otro, y esos riesgos hay que asumirlos desde un principio o no aceptarlos. Están ahí, y si Raquel Lopez quiere joder a Pepe porque no se lleva bien y decide abandonar para joderlo a él, lo tenía tan fácil como haber dicho en un principio, no acepto concursar con Pepe porque no me da la gana, renuncio a mi concurso y a mi compensación económica, a mi contrato, y simplemente paso. Pero aceptó, entró como concursante con Pepe como pareja, y éste también aceptó. A partir de ahí, ambos son consecuentes con sus decisiones y con sus actos, para bien y para mal.

Arturo, claro que queria irse, nos lo había dicho por activa y por pasiva, pero lo que sucedió ayer fue una reacción natural ante el desquicie general que llevaba consigo, un impulso producto del desbordamiento de un vaso que ya desprendía agua por todos lados y nunca mejor dicho, él no estaba a gusto, permanecía incómodo y las dudas con las que entró nunca fueron disipadas. Arturo estaba harto de GH, la convivencia se había prolongado demasiado, Indhira le salía hasta en la sopa y a pesar del acercamiento inicial seguia sin soportarla, su estancia fuera le supuso muchas más dudas de las que ya tenía y el volver a entrar con ella, y con gente nueva aumentó una presión añadida a la ya acumulada en un encierro de casi cuatro meses, su reacción no fue premeditada sino el culmen de toda esa presión, su deseo de irse sí como ya sabiamos, al igual que el deseo de irse de Indhira como tambien nos había manifestado, o es que ante igual situación pudieramos estar pensando que esa reacción también la pudo haber llevado a cabo Indhira para salir de la casa como quería y tambien de forma premeditada?. Vamos que si no hubiese sido él, hubiese sido ella. No me lo creo. No creo en la premeditación de ese acto en sí, aunque sí creo en que ambos ya hubiesen pensado en la forma de salir de allí, nunca de ese modo. Lo tenian tan fácil como no haber renovado el contrato el próximo domingo y sus posteriores consecuencias. Ante tal tesitura mayor presión.


Otra cosa, es que vayamos improvisando las normas según nos interese por éste o aquel concursante. Si la bronca en vez de haber salido de Indhira y Arturo, hubiese salido de Bea y Nicky, no habrian salido los dos? Yo me temo que sí, por la misma puerta. Esa es mi opinión y por eso la digo. Ahora bien, si queremos taparnos los ojos, y no creer que los representantes de GH11 no eran Arturo e Indhira, sino que Indhira y cualquier otro, pues adelante, yo no me lo creo, los metieron a los dos claramente por el espectáculo, para bien o para mal, como pareja. Ahora pueden meter a cualquiera, también podrian hacerlo metiendo a Angel y a Hans, o a Angel y a Gerardo, a Laura y a Gerardo, a Pilar y a Gonzalo, que tambien tienen sus diferencias, pero no, meten a cualquiera con Indhira, el otro no importa. Si éstos han fallado, los dos, que paguen los dos. Y si quieren que los sustituyan por otra pareja. Y todo lo que no salga de ahí, es una perfecta tomadura de pelo y una perfecta manipulación del concurso para darle protagonismo a Indhira. Nos lo podemos comer con patatas fritas o con tomate o alioli, ellos mandan y ellos hacen lo que quieren, esto es lo que hay, y podremos escribir la biblia en verso y traducirla al arameo, podemos dejar de ver el concurso, o seguir enganchados, pero lo que hay es lo que hay, si te gustan las patatas, te las comes y si no ya sabes.


Los demás concursantes solo son aditivos obligados para darle color a la ensalada y no hay más, para que la removamos como queramos, le echemos más o menos sal, más o menos vinagre, pero echar a Indhira por segunda vez expulsada del mismo concurso, por las razones que sean, tenga o no tenga la culpa, dejaría con el culo al aire a toda la organización que la ha apoyado, que le ha dado cancha, que se ha servido de ella, que la ha exprimido, la ha defendido y ha apostado por ella, pero sobre todo dejaría con el culo al aire a Mercedes Milá, al Gato y a cuántos han hecho lo imposible para que ésta chica justifique toda su lamentable actuación en la casa. Sería demasiado para un solo año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.