14 de diciembre de 2010

REFLEXIONES

   Empatía es la capacidad que tiene el ser humano para conectarse a otra persona y responder adecuadamente a las necesidades del otro, a compartir sus sentimientos, e ideas de tal manera que logra que el otro se sienta muy bien con el. Anoche me comentaba Vicky que posiblemente el problema de mi rechazo hacia el juego de Yago sea mi falta de empatía con él, o quizás la falta de empatía que él pudiera tener conmigo.

Hablar de empatía es hablar de sentimientos, de emociones, de necesidad y de interelación personal entre dos personas, y ya dije en su dia que dentro de este concurso hay dos factores primordiales a la hora de valorar la actitud de un concursante, por un lado su juego como tal, y por otro lado esa otra parte emocional que nos hace quererlo o admirarlo, odiarlo o rechazarlo.

Creo que nadie aquí en esta edición discute en Yago una de esas dos partes, la de su juego. Sin embargo no podemos decir lo mismo de la otra parte, de esa interrelación entre el juego que genera y su conexión personal con los que seguimos su juego. Es como si nos faltara esa conexión personal que nos haga sus cómplices. Es curioso que el año pasado ante la misma actitud de otro concursante, como fué Toscano, utilizando la misma estrategia de interceder entre los dos grupos incluso traicionando a quien decia eran sus amigos, no aceptásemos esa cualidad de su juego y este año si. El año pasado vivimos ese juego desde la cobardía y este año lo estamos viviendo desde la técnica.

En realidad, es la otra parte la que nos hace variar el termómetro de la aceptación, este año esperamos de Yago que en algun momento conecte con nosotros, el año pasado Toscano quiso vendernos esa conexión y mercadear con ella, cuando ella depende no solo de ellos sino tambien de nosotros. Fué rechazada de cuajo por ser impostora, pero ahora no tenemos nada, ni siquiera el amago de compartirla con nosotros, no nos la muestra y hasta parece que nos ignora, que pasa de nosotros.

Como la semana en la casa es una semana de tregua donde los únicos movimientos que se ven son el acercamiento previsible de Yago al bando de los vencedores de la semana pasada y la monotonía de una prueba de tregua para calmar un poco los ánimos, no tenemos más remedio que reflexionar hacia donde nos está conduciendo la presente edición. Se habla mucho de la poca afinidad o conexión que estamos teniendo este año con los concursantes, de la poca implicación nuestra en el concurso, incluso del giro generacional que está suponiendo desde hace tres años la mayoria votante del concurso. Son preguntas que hacemos bien en plantearnos si queremos tener algunas respuestas sobre nuestras dudas. Todo eso está ocurriendo sin más, y casi diria yo sin apenas darnos cuenta.

La cuestión que se nos plantea es: hacia donde vamos. Hacia donde nos dirigimos porque parece una edición de transición en vez de una de futuro, algo está cambiando en la fisonomía del concurso que nos hace recelar de sus propios objetivos. Intentamos eludir nuestras propias dudas e intentar engancharnos como siempre de alguna manera, pero circula por el ambiente que algo nos han quitado que nos pertenece. No sé hasta que punto la evolución del concurso no nos ha pillado con el paso cambiado y no hemos sido nosotros quien no nos hemos adaptado.

Por eso, hacemos de tripas corazón y seguimos viendo fantasmas alli donde no los hay. Son nuevos concursantes con nuevas ideas y otra nueva forma de concursar. No podemos quedarnos sentados en el portal llorando y echando de menos otras ediciones, otras emociones, porque nos quedariamos ridículos viendo como otros disfrutan mientras nosotros no. El tren se puso en marcha hace mucho tiempo y cada año es una nueva estación.

La edad, el perfil, las tramas son idénticas a otros años, las características siguen siendo válidas, y aunque tengamos el hándicap del secuestro de nuestra vida en directo en nada hace cambiar la perspectiva de los concursantes. Nos falta esa empatía que hablábamos para meternos dentro y poder disfrutar un poco más.

Juguemos a inventarnos favoritos o a cambiarlos, juguemos a odiar a concursantes por su simple expresividad, por su fachada o por su fondo, por su juego o por su simpatía. Todo es lícito, incluso el rechazo y no tragar a alguien por nuestro propio convencimiento aunque estemos equivocados. Todo forma parte del juego, y por eso nos atrae, por eso estamos aquí, y por eso en este momento estais leyendo lo que escribo. La vida sigue igual que antes, simpatizando u odiando pero desde el mismo sitio. Ellos se lo estan currando y lo mismo quien está fallando esta vez seamos nosotros.

Durante estos dias sin quererlo hablamos y no paramos de Chari y Rubén, de Yago, de Jhota y desgranamos sin parar aquellas cuestiones que nos llaman la atención, los vigilamos de cerca como siempre porque aunque no lo reconozcamos nos tienen enganchados, y ya empezamos a ponernos nerviosos incluso aunque sea de manera esporádica cuando alguien no habla bien del que nos gusta, cuando nos incitan a votar por no sacar al que no queremos, especulamos con el juego de Yago hasta las profundidades, hablamos de falsedad o de autenticidad, de rabia y hasta nos inventamos bulos sociales para aderezar el cotarro.

Quien me dice a mi que esto no existe. Solo son reflexiones en un momento de tregua porque la guerra va a continuar, una guerra quizás distinta, pero la acción no se va a parar, y si se para ya nos la inventaremos nosotros.

10 comentarios:

VickySans dijo...

Pues me expresé fatal querido Balzac. Lo que yo quería decir es la falta de empatía de Yago, como rasgo de él y respecto a la convivencia con sus compañeros de casa. :)

Eso es lo que yo quería decir, que Yago navega solo demostrando una total fatal de afecto y/o emotividad por cualquiera de sus otros compañeros y eso lo deshumaniza hasta niveles que lo convierten en inaceptable.

Parece no tener debilidades, carecer de la capacidad de emocionarse por cualquier sentimiento de sus compañeros y que le resbale la flaqueza ajena. O cualquier sentimiento diría yo.

Por suerte, a los de fuera nos funciona muy bien la empatía, incluido tú ;-)

balzac dijo...

No te expresaste mal, Vicky, esa falta de empatía la demuestra con sus compañeros y con algunos de nosotros...

atticus dijo...

Para que un concursante gane, no solo debe saber jugar, algo que no creo que le suceda a YAGO, por mucho que pretendamos verlo así, ya que, en mi opinión, improvisa según van sucediendo los acotencimientos. Os recuerdo el día de la expulsión de OSCAR dice, mirando a cámara -falló la estrategia, ahora voy a fregar-

Esta fue de las cosas que a mi me hizo ver la ironía, sentido del humor de un YAGO, que días antes con OSCAR se reía de los que creían que iban a ganar por fregar, cocinar, etc. desde ese momento, cada jueves según lo que iba sucediendo cambió su forma de actuar.

Si tenía alguna estrategía inicial, la tuvo que aparcar para pasar a improvisar semana tras semana. Está meridinamente claro que le da resultado de cara a las nominaciones, por la razón que sea y que nosotros no conseguimos a ver, a nada que lo intenta se lleva a sus compañeros de casa al huerto y consigue que no lo nominen.

Sin embargo esa capacidad que tiene para atraer a sus rivales, no la tiene para tener feeling con la audiencia, al menos según lo que se lee en los mensajes del directo de la siete. En algunos blogs va gustando y creo que es debido a que no acabamos de pillarle el punto y esto nos hace estar a la expectativa para ver por donde va a salir.

Un concursante para ganar GH, no solo debe saber jugar sus bazas, sino que también debe gustar, debe debe conectar con la audiencia y, a día de hoy, YAGO aún no ha conseguido crear esa corriente de empatía que le haga merecedor del triunfo y, a poco que salga nominado, me temo que será expulsado.

TOSCANO es posible que haya sido expulsado a la primera porque nos quería vender algo que no existía. Traicionaba a unos y otros y pretendía que no lo viesemos así. La diferencia en YAGO es que no intenta vender nada, no disimula y eso creo que es lo que nos va enganchando a él. Conseguir que no lo nominen pronto es una gran baza para este concursante, ya que poco a poco, va atrayendo hacia él más simpatías. Si aguanta sin ser nominado unas semanas más, puede que lo consiga, porque él cada vez cae mejor aunque sea poco a poco y otros concursantes que si tuvieron su momento, según pasan los días, aburren cada día más.

El tiempo juega a favor de YAGO y quizás ahí radique su estrategia, si la tiene, aguantar en la casa y llegarnos de a poquito.

Para ganar,... hay que gustar y YAGO, poquito a poco, lo va consiguiendo de ahí su interés en que no le nominen. Lo sabe.

prosa dijo...

Buenos días, aquí seguimos girando en el bucle ¿qué tiene Yago?

Tiene un buen marrón encima. Está haciendo lo mismito que Toscano, rajar a espaldas de unos y otros y es más, exigir a un torpe hindú que no haga lo mismo. Cuando en realidad Anup lo que pretendía contándole a Marcelo (en el eterno encierro nominatorio) lo que habían dicho de Jhota era reclutar uno más para su grupo. Cada día que pasa su juego individual es más arriesgado porque malmete a saco e intuye que se volverá en su contra (me siento ridícula cuando afirmo lo que siente alguien que no soy yo). Necesita pensar y reconducir, de ahí que ahora crean que está tocado. Creo, como atticus que su única estrategia es aguantar para ganarle tiempo al tiempo y a nosotros para que nos rasquemos el bolsillo, llegado el caso.

Alguien en el Debate decía que Yago no traga a nadie. Es también mi opinión. Y es por esto por lo que a mi no me enamora. Necesito ver que alguien le llega. Que haya alguien a quien no traicione, que con alguno no sea necesario utilizar esa diplomacia imprescindible para poder convivir con gente que no es de tu agrado. Como la vida misma.

Mientras tanto, Terry me sigue gustando. Como dice balzac hay que jugar, buscar y encontrar. A veces una imagen de alguno de ellos te llega. Me pasó esto con ella. En la prueba del dinero, mientras transportaba lingotes Laura, ella y Marcelo hacían de guardaespaldas. La pareja se traía un tonteo divino y Terry los miraba estática con una sonrisa de felicidad que le iluminaba toda la cara.
Ayer, creo, no se si en el resumen o en el debate, da lo mismo, le aconsejaba a Laura, muy tierna, que es lo mismo copular que darle a la zambomba. ¿Si o si? Encantadora.

balzac dijo...

Atticus, al final esa estrategia no se como le va a salir porque pienso que juega más para si mismo que para nosotros, siempre nos han gustado quienes han sido nuestros cómplices. Yo es que hay una cosa que me sorprende de todo, y es la poca vista que estan teniendo algunos ahi dentro en cuanto al juego, sin embargo por el otro extremo la cosa se pone más interesante.

Mientras él se acerca ahora a su supuesto grupo enemigo y se los mete en el bolsillo, en el otro lado se ha dejado la puerta abierta y casi sin cerrar. Y mucho me temo que está jugando con fuego.

Que si, que resulta atractivo su juego suicida, pero por momentos pienso que todo esto que vemos es propio más de un aprendiz que de un buen jugador, mientras le sale bien más está creyendose que lo está haciendo bien, y cada dia estoy viendo muchas más costuras en su juego. No sé, lo cojo con alfileres todavia. Me dejo llevar.

prosa, es lo que comentábamos con Vicky sobre la empatía con ciertos concursantes, a falta de otros argumentos tenemos que agarrarnos a ella para poder diferenciarlos a unos de otros, y todo poco a poco, efectivamente se va mezclando con el juego, ya sabes, es martes y cada vez queda menos para el jueves. Este año parece que nos movemos por impulsos.

prosa dijo...

Os he leído, bien cierto. Ahora comiendo veía el directo y no lo quité para ver otra cosa porque estaba Yago hablando, abriendo puertas que un día entrecerró. Al menos se mueve, no como el resto que están acomodados en la tranquilidad de ser la mayoría. Lo está haciendo bien porque cuando algún concursante critica a otro, discuten, se enfrentan.. ya pasan a ser irreconciliables y se asfixian en el mal rollo y en el rencor dándonos su parte más grisácea. Yago no: una de cal otra de arena y la mezcla, sólo buena.

Tras la expulsión del único al que consideró su amigo, Óscar, no creo que tenga tan seguro que lo está haciendo bien. Ni antes, a las pruebas me remito, ni ahora, temeroso de estar siendo más falso que las gafas del Jhota.
Como tú, tampoco me lleva al huerto, de momento.

mavierdi dijo...

Me da un poco de coraje, hablar de Yago. De esta forma se convierte en el protagonista de la historia. Y ahi, dentro hay muchas historias, y no es precisamente la suya la que más me gusta.

?Cual es el mérito de Yago¿, no salir nominado y ¿y como lo consigue?. Bajo mi punto de vista, al principio del programa, hizo su siembra, él es conocido, y tienes muchos conocidos famosos, él no se presentó al casting, le llamaron (no digo que no hiciera las pruebas), les prometió a unos y otros, presentarles a genete conocida, a cada uno lo que le interesaba, ¿cantantes, quieres?, pues toma cantantes, conozco a gente de todos los ambitos, yo os presento,y es más es seguro que os echarán una mano.

Les comió el coco a todos, a parte de él, Oscar y Feroz, todos los demás, son de a pie, de la calle, el mundo de Yago, la moda, la Tv, novio de Yola, les deja alucinados. Y a todo esto hay que añadir, que cuando quiere, es encantador, ocurrente y hasta cariñoso "Lydia, eres guapisima" "Terry, yo jamás he ido contra ti, me molestan tus gritos, sobre todo cuando te falta el tabaco, pero verás, que no he dicho nada malo de ti. !!Mentiroso, además!!!Vamos, me recuerda a otra persona, es un encantador de serpientes. No le nominan, porque él se ha encargado, de mandar a su tropa, y los otros que de malicia, no andan sobrados, han caido en su trampa. Y él quieto, agazapado, más bien tumbado, esperando a verlas venir.

No, no creo que tenga ninguna estrategia, la única, quizá, es no salir nominado, y como no le importa mentir, engañar, y hacer lo que sea para conseguirlo, pues se sale con la suya.

No se si ganará o no, ya que ganadores, como él, he visto, pero no me gusta, como se comporta, es cobarde, mentiroso, cruel en sus comentarios, y lo que es peor, no quiee a nadie, solo a si mismo.

balzac dijo...

Bueno pues parece que a falta de acción, en esta semana de aburrimiento, perdón de tregua, el peso del concurso esta vez nos está tocando a nosotros. Me refiero a esta semana, claro. Vamos entrando en el juego poco a poco como nerviosillos por si alguien se nos adelanta en el posicionamiento y pareciese como si nos urgiese adelantarnos a algo.... No tendriamos porqué preocuparnos, todo es happy y tenemos todo el tiempo del mundo.....

Yago mientras tanto, juega con nosotros, y nosotros nos dejamos querer. Es lo que tiene esta edición, estamos susceptibles con ellos. Menos reivindicativos que nunca y mucho más condescendientes que siempre. Será el hambre. Será.

Refresquemos la situación. Yago se ha unido intelectualmente al enemigo atacando por el flanco débil. Cuatro trastos a Dámaso para hacerle soñar por las noches, unas palabritas dulces al oido de Lydia, que guapa eres y me estas sorprendiendo a Terry, algún me caes mejor a Marcelo y esa eterna sonrisa a diestro y siniestro. Campaña en plena efervescencia. Muy yagoniana la parafernalia y algunos olés por estos lares y voilá.... Yago, el prestidigitador, o cuando con su magia desde su boca salen ranas o sapos emulando a viejos charlatanes de oficio. Arte escénica y espectáculo de habilidad e ingenio. Puro Yago.

En el flanco norte, retozan sapos y culebras como despechadas una tal Marta en sus trece y los viudos de España llorando por las esquinas su enorme pena. Jesús Jesús porqué nos has abandonado. “Probe” Rubén....El dice que es feliz en la montaña, que hace mucho tiempo que no sale... que le estará pasando al “probe” Rubén, que hace mucho tiempo que no sale..... copyrigth Chari pensará ella y nerviosa anda sin vivir que no cabe en si del gozo. Probe Rubén.

El resto de la casa como con zapatos nuevos con el japo, del que al final terminarán hasta el mismisimum, pero late el corazón de la casa entre arrumacos nicherianos y calentones varios de la parejita de moda, Dámaso de estreno húmedo y viajes interespaciales, Catha a su puñetera bola, dije bola?, Jhota o la reencarnación del Bosco de Guadalix en versión golferas, Terry más feliz que una perdiz y Patricia y Lydia jugando a las casitas. Todo de color de rosa. Es la magia de Guadalix.

Y todavia nos inventamos historias alrededor de este cuento de hadas donde cada uno vive en su particular Mago de Oz, mientras tanto nosotros divagando si la estrategia de Yago es equivalente a la de Pepe o si su mala milk tiene connotaciones toscanianas. Pabernosmatao.

Pasen y vean, corran las cortinas y dejense empapar de la esencia calderoniana de este concurso, no es tiempo de cuchillos sino de que suene la música, bailar la danza del vientre en corro mientras todo el mundo aplaude a Anup su perfecta escenografía.

Ya hablaremos del gobierno. Byamba es el de la magia.

Okimpia dijo...

Hola!

greba dijo...

Invento lo que veo. Imagino lo que quiero que sientan “Ellos" y os leo.

Donde están las madrugadas de embrujo, donde los duendes sacan a pasear su magia. Donde los diablos nos invitan a saltar la tapia de Guadalix. ¿Dónde esta mi pasión?.

Será, que después de tanto tejemaneje, de reencuentros, de ediciones que parecían no acabar nunca, me he dado por vencida. O será, que el manual de las reglas del juego esta desvirtuado y ya no cuentan conmigo como invitado de honor.

Donde están los jugadores que se desnudan y se muestran, sin mirar a cámara.

Yo soy de las que les gusta la cocina de mercado, nunca he sido partidaria de los precocinados. No porque no sean sanos, que no lo son, simplemente es una cuestión de paladar. Estética tal vez. Romanticismo quizás
.
Nuestra proyección con los concursantes no la deciden Ellos ( los que manipulan el concurso), la elegimos nosotros.

Con nosotros lo tenían fácil, somos un publico entregado, dispuesto a observar e implicarnos y descarnarnos con nuestros favoritos o con los otros. Pero esto, en esta edición, a mi no me ha ocurrido. Le pongo ganas, humor, pero a estas alturas, ninguno de ninguno me mueve las tripas.
Y mis tripas nunca mienten.

Son muchas ediciones, muchas comparaciones y muchos perfiles fuera de rango Arriesgar en la elección del casting, no es que hayan arriesgado. Mucha veces, el riesgo menos arriesgado, consiste en elegir a gente normal. Capacitada para expresar las pasiones y las aversiones que todos sentimos, todos los días. Capaces de interactuar con nosotros,, poniéndonos en su maldita piel sin dificultad.


Gracias a ti Balzac y a toda la cuadrilla de locos que aquí escribís, este y solo este, es el Gh que yo siento, en el que creo y el que me hace vibrar.

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.