14 de septiembre de 2016

CHAMUSQUINA


Cualquier casting puede ser buenísimo a priori. O no. Me parece precipitado a estas alturas evaluarlo cuando no llevamos ni una semana de concurso. Las primeras impresiones suelen ser cambiantes a medida que los vemos actuar en la casa, por eso creo que es mejor dejarlo estar. Ni tanto ni tan poco, eso lo decidirán los días que vendrán y por supuesto el resultado. No es esa la cuestión ahora en esta fase del proceso, por eso pienso que es conveniente desmarcarse de todo aquel que lo elogia o lo censura, sencillamente no sabe lo que dice.

El primer día, por experiencia, a todos nos parece siempre un casting con expectativas, solemos apelar a la confianza, al azar, en definitiva que no nos defrauden. Lo ocurrido durante la gala de presentación de este año causó cierto estupor por la manera de enfocarlo por parte de la organización, quisieron vendernos un producto light a sabiendas de su contenido pero con una presentación exageradamente “extra”. Todos nos echamos las manos a la cabeza conforme iban desfilando los videos de presentación. El yoismo exacerbado de los concursantes ya hizo saltar las primeras alarmas. No se daba crédito a lo que se estaba viendo: genéticamente perfectos o extremadamente guapos, de armas tomar o panteras “devorahombres”. Casi lo consiguen, el tomarnos por tontos, digo.

Aunque fuese verdad, creo que los guionistas exageraron un poco en las presentaciones optando por lo excesivo. ¿Con qué intención?. Hoy, alguien piensa que Pol es ese chulito que nos vendieron el primer día, o que Rodrigo es ese hacker de las finanzas que había nacido para comerse al mundo, o que Pablo es aquel tontito con pinta de pitagorín carne de cañón que ni siquiera sabía donde se metía, o que Meritxell era carne de carpeta desde el minuto cero. Si observamos la realidad en nada se parecen. En definitiva, personas de carne y hueso con tremendas limitaciones, y con toda una vida por delante donde reafirmar su propia personalidad. Ni ellos se conocen realmente. Son de espíritu fuerte al presentarse a un casting de GH, emprendedores o con inquietudes, seguramente.

  Todo el mundo conoce el funcionamiento del concurso, a ninguno se le escapaba la dinámica de lo que les esperaba, pero es igual, hay que intentarlo por si suena la flauta. Una vez traspasada la linea de la casa, todo parece nuevo, ni es como lo habían visto por la tele ni siquiera es como lo habían imaginado. Están solos. Solos junto a su destino. Pronto se dan cuenta de error. Tarde. Todo está firmado. Atado y bien atado. No entran a un reality de convivencia con otros desconocidos encerrados entre cuatro paredes a “ser como son” o a “vivir la experiencia”, entran a un agujero negro donde no saben nada. Todo te lo tienen que decir, actúas a impulsos siempre en función de lo que hagan los demás, tu propia experiencia te dice que si te apartas te marginan, que si copas mucho protagonismo te expones y que si te enfrentas lo pasas mal.

Ante semejante tesitura ¿qué haces? ¿Eres como eres, o te dejas llevar por todas las circunstancias que te rodean?. Les observo, y sinceramente, por mucho que digan que se lo pasan tan bien, no lo veo, al contrario, creo que hasta lo pasan mal, algunos hasta muy mal. Por unas cosas o por otras. ¿Dónde está el truco entonces? Es el precio de la fama. Todos los que entran a la casa tienen un denominador común: afán de notoriedad, darse a conocer, que hablen de ellos, ¿Lo hacen como una inversión de futuro? No lo creo, sería de poco inteligentes, ¿Un trabajo, un salario, una manera de ganar pasta...?. Los antecentes dicen que no, al contrario. Un narcisismo mal calculado que ni siquiera te has atrevido a valorar. La entrada a lo desconocido. Un mundo nuevo.

Con riesgos. Eres valiente o has tenido la suerte que otros no han tenido. Ya por el mero hecho de ser seleccionado te conviertes en un privilegiado. Forma parte del contrato. Yo te doy lo que tu buscas, fama, y tú me das lo que yo busco, audiencia. Este trueque no es gratuito, conlleva prebendas, compensaciones mutuas, si aceptas lo haces con todas las consecuencias incluso las que te perjudican. Has caido en la red. Tu propio ego te ha taicionado sin darte cuenta, ese del que te querías valer para ser algo o alguien es el mismo que te va a impedir serlo.

Antes se concursaba por un premio, el maletín. Hoy casi nadie piensa en él, o lo ven muy lejano. Es como un sueño. Priman otras cosas, la permanencia. Cuánto más tiempo estés en pantalla más rentabilizas tu deseo, aún a costa de lo que sea. No hay nada que cause más pánico y más frustración que saberse que puedes ser nominado. Es el reflejo de tu propio fracaso, hasta aquí has llegado, todos tus deseos y tus sueños a un clic de la basura misma. Por eso haces lo que sea, incluso dejar de ser tú mismo. Eres capaz de venderte, de traicionarte con tu propia miseria antes de ser nominado.

Esa contadicción es la que utiliza la cadena que emite el programa para rentabilizar su parte. Una trampa. Queremos que sean ellos mismos y actuen en consecuencia a como son cada uno pero conscientes de que asumen un riesgo alto. Quien lo asume, son los futuros ganadores. Quien evitan el riesgo, ni siquiera a ser nominados o entran en pánico, son carne de cañón de la cadena. Por eso, normalmente, a la cadena, nunca le gustan los ganadores. Porque no le va bien para lo suyo. Por eso nos venden ya desde el primer día aquello que no es, recordad, la gran mentira. A la dirección no le va bien que cada uno sea como es, sería contraproducente.

  Imaginaos que Pol en vez de ser una persona “genéticamente perfecta y asquerosamente guapo” es un chico tímido al que le cuesta meter ficha a una chica que se le está insinuando, que se suele poner nervioso y no sabe como entrarle, su debilidad le hace retrotraerse y dudar, se vuelve oscuro y taciturno, angustiado sin saber como ni de que forma actuar. Un flojo, diriamos. A la calle. O imaginemos lo contrario, es decidido, se las lleva de calle y a los dos dias lo tenemos encamado, ambos se desactivarian debajo del edredón y desaparecerían de la pantalla. No dan juego. A la calle. Salvo salvavidas carpetero.

No les vale ni uno ni otro, no les importa como sean, les importa lo que hacen, rentar los minutos de pantalla. Y para eso, deben cumplir unas pautas lógicamente marcadas por ellos. Son los profesionales. Gran Hermano dejó al ojo que todo lo ve aparcado hace tiempo, no solo ve, sino dirige... esas pautas. Las suyas. Con un objetivo, mantener la expectación, la pantalla viva. En realidad ellos no quieren que sean como son, naturales, espontáneos, emocionales, sensibles o frios, quieren que sean vivos. Y eso no lo dice la personalidad, lo dicen los números. Si uno es vivo pero aburrido, no vale, si uno es vivo pero agresivo tampoco vale. ¿Entonces? Ni ellos lo saben. Dan que hablar, crean expectación, es válido. No las crea, que pase el siguiente.

El contenido se puede dejar a la improvisación, tener un guión en blanco y actuar en consecuencia a las circunstancias, ellos han de actuar. Si, actuar. Tienen que rellenar su propio guión, hacerles su trabajo. Tras las críticas del primer dia y la decepción del segundo, vieron que todo el tinglado se les venía abajo. No habían acertado con el casting, demasiado normales para lo nuestro. Se encendió la lucecita y ordenaron actuar. No hay tramas, no hay personalidades carismáticas que atraigan el foco, lo que hay es mucha desconfianza, muchas dudas por múltiples razones y mucha impopularidad por decisiones erróneas, la casa bajo mínimos. La audiencia también.

De la noche a la mañana, en apenas unas horas, surgen unas broncas de la nada más absoluta y la casa se contagia, de golpe se activan los concursantes y se genera expectación. Una expectación inyectada surgida de la nada, como un vendaval azota la casa y se van generando enfrentamientos absurdos, por cualquier tonteria. Los concursantes, automáticamente entran en pánico por la cercanía de las nominaciones y los enfrentamientos se multiplican como los peces. La prueba no está superada. Una prueba de esas que siempre son superadas por mera actitud ayer fue la actitud lo que les hizo no superarla. Consecuencias, las que todos sabemos. Sigue sin haber tramas, se está intentando por todos los medios crear grupos, emparejar a alguien o fomentar triángulos que generen controversia, se intenta que salten chispas de cualquier gesto entre personas provocadas, veo algo de desesperación en que todo se reavive.

Anoche se intentó con los alegatos, hay tímidos movimientos, escarceos más bien que nos llevan a especular más de la cuenta con hechos que otros años habrían producido más risas que expectación. El foco se intenta centrar en la personalidad de Miguel y el secreto de su peluquín. Agarraos que vienen curvas, la noticia del día era que algunos estaban a punto de descubrirlo cuando Bea y Noelia vieron in situ su video de presentación. Le achuchan para que haga saltar a Bárbara, o a Pablo. Se duda de su papel como principal o figurinista, lo de actor o infliltrado digo. Y esto, es la actualidad. Existen crónicas de lo que no ocurre en la casa, excesiva literatura para lo que realmente pasa. Tocamientos en el culo, frases machistas, un sinfín de disparates que intentan que permanezcamos vivos, nosotros. Al menos, un poco más.

Por lo que leo, lo que observo, lo que veo, tengo la impresión de que la edición nació maldita desde antes incluso de empezar. Y no es culpa del casting, ese puede esperar. El planteamiento hace años que viene siendo arriesgado, convertir una realidad social en un freakshow no es nada fácil, a no ser que los protagonistas sean buenos, muy buenos. Y no, no creo que esa franja de edad sea lo suficientemente representativa de nuestra sociedad, a no ser que solo hayan optado por el camino más fácil, tragar. Hay voces un poco desesperadas que se agarran a un clavo ardiendo, supongo que formarán parte de “la parte”. Tras diecisiete años esperar que se siga comulgando con ruedas de molino en base a una mentira continuada es no conocer bien a la gente de Gran Hermano, ni siquiera a Gran Hermano. Si te lo juegas todo al “entretenimiento”, el dia que este te falle, cambias de canal o te cortas las venas...

Sabiendo la probabilidad de que algo está saliendo mal porque se están haciendo las cosas mal, con datos en la mano se podría saber que las cosas se siguen haciendo mal porque hasta ahora casi todo está saliendo mal.


17 comentarios:

Chocolate dijo...

Efectivamente el entretenimiento está fallando, al menos a mi no me entretienen lo más mínimo... Ayer intenté ver el Límite 48h pero estaba a la vez haciendo otras cosas y perdía rápido el hilo, no me enganchan y eso es malo, muy malo :( Los concursantes me caen todos o indiferente o mal, aún tengo la esperanza de que alguno de los que se ha mostrado poco me guste, pero es es eso, una esperanza...

Las discusiones las veo ridículas, tanto que me temo que como apuesta Balzac sean fingidas o como mínimo forzadas. En la de Adara con Candelas no entendí el estallido de Adara, reaccionó exageradamente ante una pregunta de Candelas que iba dirigida simplemente a excusarse ella misma, no a atacarla, no entendí nada... y encima entre estallido y estallido de bronca a llorar, pufff. Me han dicho que esta chica, Adara, asoma como posible ídolo carpetero, qué miedito.

Y poco más qué comentar...

Anónimo dijo...

Amén, Balzac.

Poppy GH dijo...

Estupendo Balzac, qué difícil ver más allá de lo que quieren mostrar y tú lo haces, como se suele decir "Que malo es conocerse" y tú los conoces y reconoces.
Pienso que los valientes, como los llamaba MM, ya no lo son tanto porque llevan claro su objetivo pero les sale el tiro por la culata, con la maquinaria de la productora, ese guión en blanco de que has hablado y todo vale.

diariodeunamujermultifuncion dijo...

Me encanta no se puede definir mejor ni leer el casting y el concurso de una manera mas clara.

Anónimo dijo...


Siempre has sido el mejor, coño!

(La anónima de los jueves.)

PK Grosella dijo...

Pues sí... Supongo que no se puede vender la piel del oso antes de cazarlo (y después tampoco, y esto lo digo por Choco, que aunque sé que sabe que lo que he dicho antes es un refrán, matar un oso es un crimen porque no hay ninguna necesidad de hacerlo, porque son preciosos, porque hay pocos, y porque encima, si quieres vender la piel después de matarlo te cae una pena de prisión que lo flipas! En fin... eso, Choco, que no puedo evitar pensar en ti en según qué ocasiones... ;) )

Pues decía lo del oso porque a mi a priori y como primera impresión, el casting no me pareció malo. Pensé que habían bastantes concursantes con "posibilidades". La mayoría parecían originales, cogidos con pinzas, con personalidades muy marcadas, seguros de sí mismos, valientes....

Ahora han pasado unos días y aunque es muy pronto, sigo pensando que los concursantes (algunos) siguen teniendo posibilidades. Creo que aunque todavía están en periodo de adaptación, eufóricos por dónde están, por lo que se espera de ellos, intentando comportarse como ya han visto comportarse a por lo menos 51 concursantes anteriores a ellos (digo 51 contando ganador y dos finalistas de cada edición), todavía hay tiempo...

Es cierto que ellos saben que lo que se espera de ellos es que entretengan, que diviertan, que enganchen. Pero lo que no saben es que eso no se fuerza... Y ellos se están forzando y les están forzando. El enganche tiene que llegar naturalmente, y todavía es pronto... no ha pasado ni una semana. La organización les pincha demasiado, desde antes de entrar en muchas ocasiones, y eso les resta naturalidad, con lo que el enganche tardará más en llegar. Pero es que nosotros estamos deseando que pasen cosas.... ya!. Eso tampoco es bueno... Al final GH va a parecer la Semana de la Moda de NY, en las que los diseñadores sólo buscan llamar la atención y que se hable de ellos, pero están a años luz de que su moda se pueda llevar sin que tu vida peligre. Quiero decir que... los concursantes todavía no se han bajado de la pasarela a la que les han subido disfrazados de algo especial y único.
Todo llegará...

Yo lo que empiezo a tener bastante claro es que si esto sigue así, tensando todos la cuerda, estamos viviendo la última edición de GH.
(Qué fuerrrrrrte.... no?? Pues sí, lo pienso. Aprovechemos que esto se acaba!)

balzac dijo...

Se dice que T5 va a intentar subir la audiencia de GH el jueves con la presencia de Terelu Campos...

Me temo que aún no han entendido nada.

◄DIACONO™► dijo...

Pobrecitos, escasos de comida y le meten una tragaldaba

margarbra dijo...

Buenas .Totalmente de acuerdo con la entrada
Estan haciendo aguas y lo peor es que no se dan cuenta .Esta claro que no va a volver a ser lo de antes ,por que parece que esta todo hecho .Caen en los mismos argumentos y tramas que ellos promueven y que no convencen una y otra vez.
Las Campos es una KK de reality visto por criticar y se creen que fue maravilloso ,por que ni leen las criticas o les encanta ser el hazmereir de la television por que telita el vacio de interes de dicho docurealiti ,que piensan con Terelu subir audiencias .audiencia de que?
Es que es la repera .Me da pena pero a la vez me regocijo un poco de la mala audiencia .Estan recogiendo lo que ellos siembran .Ponen un presentador multiusos que debe de trabajar a mitad de precio que te lo encuentras en todos los programas de la cadena .Encima en su tiempo libre en el teatro y escribe libros ,lo ocupa todo ,eso ya hace a mucha gente que se le quiten las ganas de ver esto.
Pero ademas si solo fuera eso ....se les ve tanto el plumero a la hora de traerse colaboradores que nada tienen que ver con gran hermano ,si con otras productoras de otros realitis donde los tienen contratados para cualquier cosa como Oriana y Marco Ferri ,solo por la popularidad que tienen entre el mundo carpetil de twitter y de esa forma atraer esa juventud ,que idolatran a estos personajes por guapos y caraduras ,asi ya esta todo el tinglado montado .
Ver todo esto como se va sucediendo es triste pero inevitable ,nada permanece igual todo cambia algunas cosas evolucionan otras se degradan y gh se esta degradando desde que se quitaron de el medio a MM y Jaime guerra ,que tampoco era una maravilla pero ahora estan enfocandolo a un producto mas cutre ara niños que se lo crean .Como bien comentais los que somos amantes del formato disfrutemos que sera el ultimo o penultimo si les sale rentable la guarderia

margarbra dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
PK Grosella dijo...

Terelu Campos????

Qué-gu-a-y-tía!!
Que la acompañe su padrastro para hacer gracietas de los 80!!! Seguro que les mola cantidubi!!!

(Dios..............)

Poppy GH dijo...

Hola!
Ya lo he dicho antes, no puedo estar más de acuerdo con Balzac, PK y los que cometamos aquí...
Pero chic@s, venga vamos a disfrutar. Me niego a que nos fastidien nuestro programa favorito desde hace años ni Tele5, ni productora, ni Terelu que valga. Seguro que hay entre esos elementos ( este año me ha dado por llamarles así a los concursantes) encontramos un diamante en bruto, cada uno el suyo, nos entusiasmamos y nos ponemos como posesos a defenderlo, a sacar cada una de sus virtudes y obviar los defectos.
Si es el penúltimo disfrutémoslo como el último y si esta edición es el fin pues la habremos vivido como nos gusta: a corazón abierto. O no?
Alguien despuntara, se saldrá del guión que no existe y nos dará lo que queremos, que no es más que VIDA en esa casa llena de cámaras y les dará un tortazo en los morros a los guionistas, redactores y quien los crió.
Mientras tanto, si huele a chamusquina, huele a lo de años atrás pero nosotros a lo nuestro y a criticar lo que no nos gusta y ensalzar lo que nos atraiga. Pero que no decaiga el animo!!!

Anónimo dijo...

TERELUUU?:(
Ay, omá!

Pero, esto es verdad?
Si es que ya ni ardemos en el infierno, ni nos perdemos entre tinieblas, ni nos metemos en trigales, ni nos podemos tirar desde lo alto de una noria en marcha, no tenemos orgasmos mentales ...Ni de los otros, no subimos al séptimo cielo, no pasan trenes...Y es que...
Yo sin ti
Y tu sin mi
Así quien puede ser feliz
Esto no me gusta
Esto no me gusta

Terelu..
No me lo puedo creer, ya ni me cabreo, me descojono directamente. Que la lleven jartica comer no sea que le vea cara pollo asao a alguno y la liamos.

(La anónima de los jueves)

PK Grosella dijo...

Poppy, no creas que estoy con el ánimo bajo ni nada de eso!!
Yo me lo paso igual de bien criticando y despotricando de la organización que defendiendo o poniendo verde a algún concursante! jaja

He visto este programa desde el primero. Todos toditos todos.... Siempre he mantenido mi fidelidad y siempre he confiado en él. Me lo he pasado genial en sus mejores tiempos y le debo mucho aunque cueste creerlo. Pero hace unos años que empecé a notar su declive y ahora me parece que está bastante pachucho. Veo que intentan reanimarlo como sea y a costa de lo que sea y... ya veremos si aguanta. Ojalá! Por eso me cabreo o me pongo triste... y lo digo.
Pero mientras le quede algo de vida aquí estaré, acompañándolo hasta el final y pasándolo tan bien como al principio. Porque lo que me gusta en realidad casi igual que GH es el ambiente que creamos entre todos comentando, discutiendo, argumentando... Eso, como diría Piero, Me Encaaanta.

:)

Misay dijo...

Hola a tod@ss.

Pues si Balzac,menos mal que esta este blog y estáis tod@ss vosotr@ss,
si no para mi gh seria muy difícil de digerir `y mira que lo intento.
No me gustaría que se perdiera este formato y espero que no, pero cada año se superan mas en no dejar solo eso que siga siendo "GH" -

Os leo cada día, y esto es lo que mas me gusta de gh, espero y deseo que algunos de los que hay nos sorprenda y no dejemos llevar y disfrutar como solo los que aman gh sabe hacerlo. Y se que llegara

Anónimo dijo...

Hola, hola.

Pruebo como Anónimo a ver si me deja.

Lídice

Anónimo dijo...

Bueno, vale, de acuerdo.

Buenos días a todos. Encantada de volver.

Para mí que Balzac ha visto "Unreal".

Y digo yo, si las quejas por poner a JJ como presentador es por la salvamizacion del programa ¿Por qué dan la,razón a los quejicas llevando a la Terelu?

Esto es el fin amigos. Van a lograr que hasta yo me baje.

Lídice

Publicar un comentario