18 de enero de 2011

CARO DIARIO


     No lo es, aunque parezca interesante. La vida en la casa sigue por derroteros inútiles para el análisis y solo darle volumen al micro nos acerca a la realidad de lo que estamos viendo. Conversaciones que creemos trascendentes son meras anécdotas sacadas desde al aburrimiento y que nos permite dia a dia rellenar esa especie de diario necesario para mantener los ojos abiertos. No hay sitio para más, solo la crónica puntual que sucede a cada momento y esperar hacia la resolución definitiva, sin poder siquiera entrar en conflicto con otras perspectivas diferentes. Todo parece cristalino.

Anoche fué la fiesta de cumpleaños de Laura, a quien se le veia feliz. Este año las fiestas son sosas y no hay nada más que contar, pasaba ella por alli y se puso música en el ambiente. Lydia se reia con Yago y éste se reia de todo, Dámaso sigue en su particular película como actor principal, Marta y Rubén juegan a echarse agua encima mientras Patricia ojea una revista. Y ahora es cuando uno lo intenta despues de estar cuatro horas pegado al televisor y se le queda la mente en blanco, prefiero leer me digo a ver si alguien ha visto algo diferente a mi, y me recreo en conversaciones nimias que dan sentido a todo esto. La sopa de caracol como música de fondo, batallitas desde Camboya o la trigonometría reflejada por el gato. Casi me doy cuenta que todos estan como yo, soñando.

El poder de la inventiva es lo que tiene, nos creamos cuentos para no dormir o simplemente rellenar un poco de espacio. Me aburre seguir hablando de Terry, pero o subo el volumen o me pongo otro whisky y en esas veo como curiosamente Marcelo y Laura se despiden para siempre en sintonía con Patricia y Terry. Cuánta distancia hay entre personajes tan cercanos me digo, y me pregunto si es tal la distancia que desde alli dentro les separan de nosotros. Creo que es miedo y eso ya empieza a hacerme pensar un poco, lo cual se agradece.

Y ahora tendria que desarrollar la palabra miedo en esas personas, miedo a salir el jueves, miedo a separarse, miedo a que todo termine, pero el miedo nunca se dice en voz alta pienso, se siente tan solo, entonces para que hacer partícipe al otro de tu miedo, seguramente será para compartirlo y llevarlo mejor entre los dos como bálsamo, seguramente se aguanta mejor.

Recuerdo las fiestas de Blas y en las tonterias que hacemos o decimos con un vaso en la mano, tan pronto nos salimos a la pista a bailar como nos vemos sentados en cualquier rincón tonteando o dejándonos tontear, siempre con una sonrisa en la boca para no soportar la eterna pregunta de si te aburres, y haces como que no, que divertido es todo cuando hasta la música te invita a dormir. Lydia se puso provocativa, Marta tambien, Patricia y Terry en vaqueros, es el quid de la fiesta, el que pasará por sus cabezas mientras unas ignoran a la anfitriona y las otras buscan tonteos con Yago o Rubén. Como de previsible es todo, me digo.

Intento no dormirme, aguanto un poco más, seguro que algo pasa quiero recordarme de vez en cuando y me mantengo firme. Marta busca a Rubén, lo incita y éste se deja querer, se calienta un poco y cuando va a llegar hasta ella, recula y tira para atrás. Que de bicho me parece hacer cosas tan raras, si hubiese sido Carol en vez de Rubén tendriamos debate nacional pienso, pero el recuerdo de la rubia tira mucho y entonces me pregunto que narices hace Marta sino jugar al escondite mientras él se debate entre los consejos de mamá o su futuro fuera, piensa reflexivo y todo parece calculado, y si Marta se atreviese me pregunto a estas horas propicias para la brujería, él no se atrevería me digo, es demasiado bueno o al menos en eso habiamos quedado. La engatusa y la calienta para hacerse notar y parecer alguien ahi dentro, pero luego le miro acostado en el nicho y me digo este tio es un bluf, me pregunto de que va.

Casi me voy a dormir cuando oigo cantar a Patricia, me ciega y me quedo un poco más. La observo y observo cuan feliz se puede ser alli dentro, a veces soy injusto con ella me digo, ésta chica es real, ella vive como los dibujos animados y pienso que ese seria su mundo ideal, le podrían dar las llaves cuando esto termine y ella seguiría allí feliz. Pero todo cuento se acaba, me digo a mi mismo, a ella también parece y es una pena y mientras recoge el repertorio de sus canciones y se dispone a entonar su propia sopa de caracol, cierro mi página con ella y también me retiro a dormir.

10 comentarios:

atticus dijo...

Más bien... RUBEN busca a MARTA.

Ella comienza a agobiarse, pero como el día que RUBEN tanto lloro por SUCHARI, le dijo que estaría a su lado, lo mismo que hizo con ella, pensará lo que pensará la gente... ahí la tenemos aguantando e involucrándose de la misma manera que había hecho con CHARI.

En aquellos días, también hubo comentarios maliciosos deseando que se enrollasen entre ellas. Se repite lo mismo, pero con más morbo, ya que CHARI, desde fuera, está avivándolo, diciendo que está celosa y dejando en muy mal lugar a MARTA... qué poca memoria... que pronto olvida cuando le pedía besos a MARTA porque no podía soportar la ausencia de SURUBEN.

Ponen dos escenas en el Debate de como se rozan en el jacusi, menos mal que el 24 horas se ve a una MARTA, tan larga como es, practicamente siempre, con las piernas encogidas... no muy cómoda. ¿Nadie se ha fijado en ese detalle?

Con los años, MARTA, esta chica amiga de sus amigas-os, aprenderá que no todos son como ella, que el concepto de amistad de los que la utilizan, no es el mismo que el suyo y dejará de preocuparse tanto por ellos, para pensar un poco más en sí misma.

MARTA... GANADORA... por méritos propios. Está a años luz de los demás habitantes de la casa.

Bien, MARTA... ¡Bien!

Roque Prieto dijo...

En el resumen de ayer me pareció ver la enésima llamada a la reconciliación, a una vez más “a partir de cero” ; algunas mencionaban lo de “enterrar el hacha de guerra” pero… es que se pintan tanto…, continúan bailando con los elementos de su tribu en los mismos viciosos círculos, el suelo personal es tan duro que no pueden ocultarla muy hondo, siempre les queda el mango al aire que vuelven de nuevo a empuñar, cuando surje el menor inconveniente.

Me resultan un particular horror las fiestas, los veo a todos como figuritas de una enorme caja de música, como elementos de un teatrillo de marionetas; comienzan a sonar los instrumentos y allí los personajes retuercen sus troncos y extremidades en ondulados y bruscos movimientos (rememorando aquellos primeros bailes “sueltos” de los guateques de los sesenta) y ponen en sus caras alegres y sensuales muecas para configurar la imagen de “marchosos”.

Cada uno interpretando un papel de protagonista de su obra en la que todos los demás son secundarios, simples elementos del decorado.

Así, como no hay un guión común, los papeles no casan, no se interrelacionan de manera armónica y como en los juegos de niños todos quieren ser el héroe que mata al villano.

Y, ¡ son tan malos actores! que toda obra que representan tiene para mi un tufo de teatrillo de colegiales.

Y, en cuanto a las escenas dramáticas, serias, de los momentos para respirar, durante los conciliam-bulos, cada uno espera ansioso que el otro haga la mínima interrupción de su larga perorata para soltar su propia frase lapidaria, su discursito, su tan manida frase hecha, pa mostrar su insondable sabiduría, muestra del profundo calado que uno posee. Mejor ofreciendo el más favorecedor ángulo personal ante la cercana cámara.

Y “el Calzo” , ora en seco u en remojo, continúa promocionando a su Churri la del pelucón y la pintada máscara, la de indumentaria (expositor) tan discreta que va luciendo cachas , como una navaja albaceteña (Maki-Navaja), y en su parte superior luce esa protésica delantera, parte fundamental en la que basa todo su juego.

No es extraño que, al verla, los machos se pregunten sobre su real valor y algunos, al encontrarla sola por la calle, paren su coche y se atrevan a preguntarle “¿ cuanto?”.

mavi dijo...

De Marta, lo que menos me gusta, es oirle contar, cosas de su vida. Lo cuanta de una manera que me aburre. ?esto es suficiente como paara no querer que gane¿. Creo que no. Me gustará verla en el podium, luchano por su premio.

Rubén, no tendeía que estar en la casa. Es un soso, sin sangre en las venas, que parece que pasa por allí por causalidad. Su paso por la casa, está relacionado con Chari. Y es un problema de ellos, que lo tendrán que solucionar en la calle, Nada tiene que ver con GH. Aunque se empeñen. que arregle los problems, con su madre, con su suegra, y con >Chari. Claro que el premio ayudaría, pero, por mi parte, yo desde luego no se lo doy.

Este Gh está siendo muy largo, para tan poco tomate. Malaguita y Laura, nos han dado momentos muy bonitos, (riñas y amor), pero están estabilizados, no hay más. Terry, nos ha traido para aquí y para allí, como un terremoto, pero está agotada. Patricia, nos ha sacado de nuestras casillas, pero no hay nada que descubrir, está todo visto, y es aburrido, lo que vemos, Lydia, en un encefalograma plano, antes, ahora y siempre, será así, tonta. Dámaso ?quien es Dámaso¿y podría seguir hasta llegar a Yago. Un chico divertido, vago, egocentrico, que o bailan al son que el toca, o él no juega, verle poner caras, hacer gestos, oirle quejarse de sus dolores, no me entretiene.

En fin, tendría que acabar ya, no alargar la enfermedad.

Mikaela-z dijo...

Buenos dias.

Mavi. Ese es mi problema, A mi se me hacen muy largos estos grandes hermanos. Hasta el año de Ivan y fui Ivanista a muelte,s e me hizo largo y eso qeu las fiestas eran "mazo de divertidas", tanto que hasta sus enemigos que eran casi todos en la casa, terminaban mondándose de risa.

Nadie olvida el disfraz de pirata con loro en el hombro, o los tres reyes magos, pidiendo alcohol, o secuestrando a Mirentxu.

Yaún así se me hizo largo, y es que estos concursos no deberían durar más de tres meses, y tres meses y dos días lelvan ya, quedando 10 en la casa.

Estos chicos no se divierten porque se les ocurre pocas cosas y vale que es muy bonito de lo Laura y Marcelo, y vale que Terry está trab ada y se le camba la peluca y vale que Patricia canta en cualquier sitio menos en las pruebas, pero no divvierten, porque sus gracias consisten en beber y bailotear y punto.

NO hay nadie con capacidad para dar pasos adelante y que no me hablen del mal rollo reinante, porque (vuelvo a Ivan) pero rollo que había en el 10, no podía ser; sin embargo, en las fiestas, como buenos actores, se programaban para disfrutarlas y las disfrutaban ya lo creo que si, igual no todos, pero si casi todos y eso nos hacía disfrutar a los demás.

Ayer hablaban del accidente de las torres gemelas y Patri dijo "eran tres aviones" Oir hablar sólo a Yago es oir hablar a la pared, no estaba Marcelo que era el único que podía seguir la conversación, los demás ni caso y quien contestaba decía "Qué fuerte" narran un poco y cuando parece que Ruben va a contar algo interesante, sólo cueta que él estaba a ser horas y todos alarmados.

Nada que rascar, no hay nada que rascar. Alguna anécdota divertida en una discoteca, la marca de un coche, alguna ridiculez, libros, música...

Sólo Yago parece que se ha empeñado en lelvarse bien con todos y seguir de broma todo el día, siempre y cuano no le duela cualquier cosa y si añadimos, los rencores, odios, envidias y ese estercolero que se ha convertido la casa con la fregona en el salón, las bolsas de plástico y las maletas,
e horror del cuarto de los nichos, etc. etc, verles se convierte a veces en un suplicio.

Suplicio que soprotamos estoicamente, `porque en realidad nadie nos obliga, y es que un poc masocas si que somos.

greba dijo...

Mentes limpias y bien intencionadas, nunca pensaran, que Yago ha entrado de nuevo en Gh con contrato de “animador“, además de la semanada y el derecho a la obtención de la parte proporcional del maletín, que tenga a bien ganar como concursante.

Dinamizar un grupo, que solo sabe hablar de rencores durante días enteros, no es tarea fácil. Bien se tiene merecido, este ilustre repescado, lo que la productora tenga a bien otorgar.

Seguro que vivir el concurso desde fuera, como parte de un trabajo remunerado, ayuda a tener mejor perspectiva, a sobrellevarlo con una sonrisa en los labios.

Entiendo la desesperación de la productora, después del fiasco de sus apuestas.

Menos mal, que yo nunca pienso mal.


Dámaso el monaguillo de los akelarres, me da pena. Este atractivo e interesante concursante, me tiene con el alma en vilo.

En ausencia de la Patri, Terry hará un análisis rápido e inteligente de la situación, y se convertirá en Rambo (creyendo que sus “peleas de barro” gustan a la audiencia) y precisamente ahí, veo la vida de este pobre e inocente clérigo peligrar.

Los cantos celestiales de las chicas se tornaran himnos castrenses y veo al pobre curilla de la tropa (puesto otorgado por la Capitanía, por la incompetencia del muchacho para la bronca), con la coronilla afeitada con algún artilugio cortante. Erguido los hombros por el dolor de la perdida y sobre todo, por los cortes que el cuchillo jamonero le han infringido. A su vera, en pie, veo a Terry con las manos ensangrentadas, el cinturón en la cabeza (ese que le hace cinturita de avispa) gritando a pulmón partió, ¡¡¡¡¡¡¡¡Se te cambia la peluca xxico!!!!!!!!, o te voy a arrancar la peluca, no recuerdo bien.

Lydia reconfortando al Capellán de la Tropa, entonando “soldadito español”, mientras mira de reojo y pregunta con vocecita angelical, si se puede quedar el cuero cabelludo extirpado, como souvenir. Terry deniega la petición. Ella necesita ser respetada, aunque bigote no le falta, que mejor manera, que un buen matojo de pelos en el pecho, aunque estos sean negros y no le hagan juego con su color natural.

Catalina mientras tanto, asegura a Dámaso, que nunca mas le nominara. Que lo jura por el Polígono……digo por el ¡Pentágono!.

mavi dijo...

jjajajjja, Greba, esto es lo mejor de Gh, el leeros a vosotras ¿o vosotros¿, es igual. Me has hecho reir y se agradecer.

En estos momentos estoy viendo a <damaso, confesandose con Marta, (he visto un video, que durante 2 horas (DOS HORAS O MASSSSSS), se confiesa con Terry. !!!Dios que castigo!!!!.

A mi que me importan sus problemas existenciales. Si se hace la cama, si los del seminario le ven con buenos o malos ojos, ¿··coño!!!! dejame en paz. Y Marta, en ese papel que no me gusta, "yo, hago, tu debes hacer". Harta me tienen.

Y los demás muertos. ?donde están +, durmiendo?,

Creo que me voy a la calle.

Mikaela.z, como me alegro de que Ivan te hiciera disfrutar, a mi más bien me hizo sufrir, pero por lo menos me hizo algo. Este no me hace nada. Pesados que son unos pesados.

Mikaela-z dijo...

jajajaj Greba, que risas me parto contigo chica.

Mavi, es el tema. El año asado Tatiana me ponía de mala leche, pero oye que me ponía al fin y al cabo. jajajaja.

Ánimo dijo...

Buenas,

He estado varios días sin internet, motivo por el cual no os visitaba, en contra de mi voluntad... vamos, que he tenido "mono" de leeros pero ya me he puesto al día.

Por el contrario, casi no me he perdido un minuto del 24h y puedo afirmar que a Yago le gusta la de Parla, y ya van 2 veces las que llama a Lydia "Laura" sin querer... y la rubia conejita de playboy está rendida al gallego. Tirando del hilo he cerrado un círculo que resumiría las intenciones "amoriles" de algunos de los concursantes, quedando así:

LYDIA-YAGO-LAURA-MARCELO-MARTA (en sus sueños por lo menos)-RUBEN (sí aticcus, Rubén persigue a Marta alguna vez, pero ella a él bastante más)-CHARI-OSCAR-JULIO (esto es una guasa para cerrar círculo)-LYDIA

Mientras Catha confiesa (y ya van 4 veces) que tiene ganas de hacer el amor en claro mensaje NO subliminal para Yago (¿o Rubén?), Lydia se contonea como una cobra (la que NO haría si Yago quisiera besarla), y Terry baila el Sopa de Caracol haciendo espasmos, arrodillada, recordando amores pasados (creo que demasiado lejanos, para su desgracia), Patri sueña con sus nuevas tetas. Yo no creo que la chica tenga rechazo al sexo, sino que más bien es el sexo quien la rechaza a ella. De ahí que quiera dejar de ser "la mujer sin tetas", aunque una operación no bastará... para las tetas sí, pero para lo de mujer le falta más tiempo... años... luz.

(Sigue)

Ánimo dijo...

Las concursantes antiguamente conocidas como "los alegres", siguen acusando falsamente a los otros de hacer las cosas que ellas hacían cuando eran mayoría, allá por el... bueno, la semana pasada. Así de corta es su memoria. Cuando narran en aquelarre, a veces ni entre ellas se entienden, confundiendo el sujeto pasivo de la crítica, no sabiendo si la hablante se refiere a ella misma o a su rival. Pa' cagarse. Y una de las receptoras mete la pata hasta el fondo y empieza a excusar cuando no toca, y a criticar cuando no debe... y se les ve mucho el plumero... mucho y mucho rato.

Menos mal que saldrá Patricia, la pobre Patricia que vive como el "Probe Miguel", sin amigos (en lo único que me la creo), aislada del mundo en su casa, y que sufre pánico a volver allí, o mejor dicho, a volver allí sin los 300.000 €.

Y saldrá porque la SGAE ha presentado demanda contra esta pobre niña indefensa que utiliza los éxitos de Dysney como arma de destrucción masiva psicológica contra sus compañeros y la propia audiencia que la padece. Resulta que les debe el doble de lo que ha ganado desde que entró en la casa y los padres han pedido un crédito para expulsarla a golpe de teléfono, mientras ella canta "Llama mi mami Juana"...

Marta me parece ya una firme candidata para llegar a la final. Ella sueña con llevarse a los otros "300", los de Esparta, porque sí, porque se cree que el Banco de España puede hacer todo el dinero que nos falte. Suerte Marta, te hará falta.

Lo dejo ya, os echaba de menos. No sé si mañana tendré internet. Por lo menos siempre me quedará Yago.

Mikaela-z dijo...

Bueno dias.

animo, que me parto.

Ultimamente lo más gracioso de GH sois vosotros y eso mencaaaaannnnnta.

Esperando entrada, que tengo curro.

Publicar un comentario