17 de noviembre de 2010

LA MISION

    Como todos sabemos a Patricia durante esta semana se le ha encomendado una misión especial por parte de la organización. No sabemos a cuento de que, ni como ni con que intencionalidad. Aunque lo suponemos. Durante toda la semana, Patricia ha ejecutado perfectamente el papel que se le ha encomendado que no era otro que impedir dormir la siesta a sus compañeros a cambio de, según se nos ha dejado entrever, un hipotético premio, que por supuesto ni se nos ha desvelado a nosotros ni a ella, con lo cual intuyo que lo administraran a su conveniencia y en favor de sus propios intereses.

Intuyo que la personalidad hiperactiva de Patricia le habría hecho acreedora de semejante misión. Hago un inciso en este punto para ahondar en esa personalidad peculiar que les haya decidido por ella antes que por cualquier otro, y a rebufo de ser la “salvada” la semana pasada todo parece hilar perfectamente en el engranaje de la misión. Coordenada la situación y teniendo a la protagonista elegida solo quedaba desarrollar el texto. Todos desde aquí, bueno para ser exactos, casi todos desde aquí habíamos hecho apología del “bostecismo” y demandábamos algún cambio de rumbo que no nos hiciera perder la poca motivación que teníamos con respecto a la vida en directo. Pero esa cuestión no es tarea fácil si tuviésemos que basarnos en el perfil de los concursantes y las acciones que veníamos observando, por tanto necesitaríamos de cierta ayuda. El objetivo específico era evidente.

Se trataba de inventarnos algo que dinamizara un poco la convivencia, algo programado que supusiera un extra añadido a la espontaneidad bostezante que marcaba el devenir de las casas. Es como añadir agua al agua que parecería enfriarse de una sauna para que aumente la temperatura.
Cuando el hambre arrecia y la monotonía “maldisimula” un encierro que por momentos se hace eterno, ahondar en la llaga del desquicie y prolongarlo en el tiempo es la mejor terapia para el despertar de unos sentidos medio narcotizados, eso tuvieron que pensar al encomendarle a Patricia una misión que no era sino la prolongación de su propia existencia en la convivencia, a nadie les extrañaría su actitud y a muchos les colmaría el vaso de su santa paciencia.

Terry, era una de ellas. Su dependencia a la nicotina, sus dudas con Jhota, y con Yago, su desasosiego íntimo de poder leer la opinión del público, sus miedos y sus fobias, la hacen presa fácil de Patricia. Todos lo sabiamos.

Ayer, a media tarde, el super les ordenó a todos los habitantes de la casa que se encerrasen en el dormitorio. Patricia se encontraba haciendo su trabajo, y el momento era óptimo y adecuado. Las ganas de hacer algo para frenar el desquicie de Patricia hicieron de una broma el desenlace de la misión. Yago, Joaquin y Jhota la ataron a una de las camas y la amordazaron como respuesta a su reiteración. El momento estuvo en un camino difícil de evaluar, entre tenso y cachondo, por momentos la broma se le iba de las manos como por momentos la connivencia era total. Patricia se reia, y Patricia se quejaba. Yago se reia, y Yago se alertaba. Fué un momento difícil que a los espectadores que seguian el directo, y que tuvieron la enorme ¿suerte? de que no le censuraran la imagen, les llamó poderosamente la atención más de lo que hubiese supuesto una broma más.

La imagen resultó curiosa si no llega a ser por la indecisión que tensó la cuerda entre la acción hacia Patricia y los gritos desquiciados de una Terry en brote y amenazante. El “me ahogo” de Patricia se oyó más allá de las paredes de cartón piedra y avivó algo la confusión tanto dentro como fuera de esas paredes.

La broma habia terminado y el consiguiente viaje al confesionario hizo adornar la situación con un desenlace imprevisto para sus compañeros que ya recelaban algo. Confesó el porqué de su actuación y fué recibida con vítores y aplausos entre sus compañeros al más puro sabor berlanguista y la mayor de sus sonrisas. Parabienes para la reina, ante una platea desconcertada y “quasiridiculizada”. Las felicitaciones se unieron al fin de fiesta y el argumento Patricia se eleva en todo su esplendor.

El análisis a posteriori de cualquier acto que acontezca en la casa puede servir de mensajero del miedo hacia según donde se dirija el mensaje. El año pasado lo recibimos via Indhira y éste viene certificado por Patricia. Uno de los cánceres que pudiera estar alimentándose de esa fabulada esencia viene precisamente a través de esos mensajes, que ellos piensan son en clave de juego sin más. El texto ha sido perfectamente diseñado y el azar ha querido en esta ocasión estar de su parte. Cosa que nos alegramos infinito pero no les vendría de más ahondar un poco más en esas claves y hacer de ellas el verdadero juego que todos esperamos.

7 comentarios:

atticus dijo...

Si había interés en que PATRICIA permaneciese en la casa durante mucho tiempo, está claro que lo han conseguido y, no solo eso, han hecho que cada vez caiga mejor a una parte de la audiencia.

No es lo mismo ser un coñazo cantarin que ser un coñazo rompe siestas, por mandato del super. Ahora mismo, para sus compañeros, para la audiencia, es una concursante que ha aguantado estoicamente todo lo que le decían sus compas, al no entender su fijación con no dejarlos dormir la siesta. Alguno de ellos, lo intuían e incluso decían que lo hacía por mandato.

Ha pasado de ser odiada, ha ser recibida con aplausos para mayor crecimiento de la ínclita vocecita.

Parece que la ganadora va a ser esta mezcla de fresita-marusky-rebeca, por lo que las expectativas de cara a la final son menos que cero.

Sin estar nominada y hasta que esto acabe, SALIR, ...PATRICIA.

balzac dijo...

Bueno, la fractura entre la audiencia siempre ha sido un dato muy a tener en cuenta por parte de los imaginativos. El año pasado con Indhira se vivió una situación similar, pasamos del "España me quiere" al "España no me quiere" en cuestión de dias, y todo eso es clik clik. Siempre nos quedará la duda del año pasado en lo que hubiese sucedido.

Cambiando el carácter, que no la forma de verlo de los espectadores, hay similitudes. Es cuestión de ir abriendo vias poco a poco, y si no tiempo al tiempo. Enfados, broncas, llantos en directo por kilos, alguna historia rara que nos surgirá, dudas, descubrimientos inverosímiles, etc. etc.

Patricia es un perfecto caldo de cultivo maniqueista donde exponer justificaciones varias.

prosa dijo...

He escuchado a algunos concursantes decir que se aburren. Esa es la clave de que nos aburran a nosotros. Reagrupación y suplentes ya. ¿A que esperan?

Entre tanto hastío hay una Patricia que se divierte absolutamente con todo. Y esto traspasa los muros y pese a quien le pese, ella, entretiene. No digo que no sea porque nos alimentan con una cuidada selección de imágenes y no la sufrimos en nuestra carnes. Creo que le beneficia también el hecho de que todavía muy pocos tengamos ni siquiera algo parecido a un favorito y en este estado "sin precedentes" de pasotismo hacia el programa, Patricia sea la única que nos trasmite un algo. Un lo que sea.
Porque Marcelo se me murió en el resumen de anoche. Y al resto, aunque los veo, no los siento.

Será este el último GH? Asco de superstición.

Un saludo balzac.

blanca dijo...

pues ya entran los reservas, tengo mis esperanzas depositadas en ellos sniff sniif

según nos cuentan en la web de t5 entran dos personas mañana para sustituir a los F, tambien habrá sorpresas para Laura y el coplas, la mejor sorpresa para Laura y para todos seria que metieran a su novio, vidilla nos iban a dar desde luego jajaj

y por poner un poco de cotilleo ya que la casa nos aburre, tenemos a los F liados con Arturo el delfín vasco, parece ser que Flor le persigue con ansia y eso al boxeador le ha sentado un poco mal y arremete contra Arturo, realidad? ficción? montaje? me da que va a ser esto ultimo

Mikaela-z dijo...

buenos dias.

Tenemos Patricia para rato.

Yo me he divertido, por primera vez en días, que ya es decir.

sucede que cuando laorganización maquina algo para dar vidilla al concurso no mide las consecuencias. Ayer la broma de maniatar a Patricia, en sí misma, no parecía más que una broma sin más, pero se excedieron, como se excedió Terry en su locura y la organización echó marcha atrás.

Todavía es pronto, pero imaginaros si Patricia llevase en el concruso dos meses encerrada con sus llantos y sus risa sy su locura particular, cuando la ponen de protagonista de uan obra principal y la amordazan.

Posiblemente sus aguante, hubiera sido menos, como hubiera sido menor el aguante de Terry y Yago, soportando el "no siesta, sí fiesta2 repetitivo.

Y es entonces cuando todo salta por los aires.

ya que has comparado a Patricia con Indhira, a eso me refiero yo también.

Por mi parte no las veo ni parecidas. Ni siquiera la situación que atraviesan, pero nunca sabemos cómo podríamos responder ante situaciones semejantes.

Esto es GH, miramos a los concursantes como ratones de labotatorio, y observamos, observamos, observamos.

Vale que ellos entran voluntariamente, pero por mucho que sepan, ninguno ha vivido la situación anteriormente.

Blanca montaje y rancio.

balzac dijo...

Ese era uno de los objetivos, Atticus, fracturar a la audiencia entre “a favor de” y “en contra de”, asi consiguen concursantes nodriza, que alimenta y suministra cosas, estimulan a la audiencia con una casuística de hechos puntuales que van generando un todo para bien o para mal. Así se vió desde el primer momento con Patricia.

Pues si, prosa, con unos concursantes retenidos y resabiados de tantas ediciones que no hablan por no pecar, es un verdadero circo el aburrimiento que ellos mismos reconocen y que nos trasmiten, cuando de pronto sale una concursante “vedette” que se bebe la experiencia a borbotones como si fuese lo último que vaya a hacer en la vida y que no repara en ningún punto de mira llama la atención, pero me temo que esta forma es más por pasividad y naderia de lo que le rodea que por ella misma. Ha encontrado un filón necesario en sus tonterias y algunos se agarran a ellas como desagravio comparativo. Cada año nos meten alguna, y alguna vez tenia que sonar la flauta.

Blanquita, en eso estamos, y en eso confiamos.

Mikaela, las comparativas entre las dos no vienen dadas por ellas mismas, sino por la utilización que de ellas hace la organización.

Mikaela-z dijo...

Bueno Balzac, en eso te doy la razón la organización hace uso de situaciones para expltoarlas al máximo, como he dicho antes, sin atenerse a las consecuencias. Y lo hizo con la india el año pasado y ahora con Patricia.

Pero es que la organziación siempre ha buscado situaciones horribilis, y si las que encuentra no le sirven, busca otras dentro de la casa en concursantes que se prestes por sus circunstancias a ella.

En GH6. metieron a Salva, su exnovia, hoy empleada de la cadena y aquella novia que conocí en el juego de las cajes. Mercedes se llamaba, duró en el concurso 2 horas.

En GH8 lo de las hermanas que no se conocían. "Hola soy tu hermana" "Ah, vale ¿me das fuego?". También en este pidieron marcharse.

En GH10, no fue por casualidad que metieran a Ivan madrazo, yo estoy convencida que lo buscaron cuando CarlosH dijo a quien odiaba más en su vida.

en este caso les salió el lío a pedir de boca.

Y así hasta mil, y si lo que meten no sale como quieren,lo guionizan dentro.

Decir que es algo nuevo, es olvidar muchas cosas de ediciones pasadas.

Publicar un comentario