29 de noviembre de 2010

DE TRES HISTORIAS UNA

Una historia de historias está resultando esta edición a diferencia de otras y como reflejo fiel el debate se desarrolló en base a tres de ellas que han sido las más llamativas desde el jueves. Una concatenación de historias independientes centradas en su argumento para explicación de como se está desarrollando la convivencia. Una gran parte del debate se centró en la historia de Laura y Marcelo con amplia repercusión y producción de videos y detalles. Una pequeña parte nos recordó la relación entre Chari y Rubén y otra tercera historia nos dio unas pinceladas de la situación de la casa dos personificada en la figura de Terry. Tres historias diferentes que nos hablan muy claramente de por donde va secuencialmente el argumento de esta edición. He decir que lo prefiero asi de todas todas, centrados en las cosas importantes y obviando la dispersión de anécdotas que no nos llevarian a ninguna parte.

De las tres historias hemos hablado largo y tendido conforme se han ido desarrollando, sobre todo de las dos primeras. No obstante, anoche la riqueza de detalles que el debate nos ofreció de la relación entre Laura y Marcelo nos hace abrir capítulo nuevo y me temo que será asi por bastante tiempo. Porque sin duda poco a poco esta relación se está convirtiendo en la mayor atracción de esta parte del concurso, queramos o no queramos.

Algo diferente nos está sucediendo con esta historia que por momentos está trascendiendo más allá de esas cuatro paredes y la pequeña pantalla mediante la que observamos como se va desarrollando todo. Anoche me percaté que mientras veiamos su historia, estaba asistiendo a una realidad distinta a la que hasta entonces habia conocido en ese programa. Y es que por momentos me sumergí de lleno en su propia historia como si participase directamente en ella, no recuerdo si fue asi, o por el contrario ellos dos se metieron por un momento en mi vida hasta tal punto de verme reconocido en algunas de sus acciones, por acción o por omisión.

Es tal la realidad a la que me está arrastrando Laura que no puedo permanecer alterado ni un solo segundo ni ajeno a todas y cada una de las cosas que le está sucediendo. Pero es que tengo la sensación de que no me está ocurriendo a mi solo, es como un fenómeno que está por momentos alejándose de Guadalix y metiéndonos de cabeza en esa cruda realidad que desgarradoramente está viviendo. Nunca en las doce ediciones que recuerdo habia vivido de forma tan cercana una secuencia de hechos como la que estoy viviendo, y no es porque me implique en cierta manera por simpatía o empatía, sino porque me veo inconscientemente arrastrado sin remedio a ella.

No sé lo que es, ni me importa. Todos los detalles los estamos siguiendo muy de cerca y paso a paso, y dejo las palabras en el aire como respuesta a la contracorriente que va a aparecer por todos lados a partir de ahora, y que ya empezó a aparecer desde el principio a veces. Todo el mundo se pone de acuerdo en rechazar esta historia de amor argumentando miles de razones y apoyándose incluso en el propio comportamiento de la pareja y sus circunstancias. Voy a ser atrevido y me voy a embarcar en ella, creo que ya lo hice, pero me reafirmo.

No me da miedo el lenguaje gestual de Marcelo ni sus propias palabras, ni me importan mucho las conclusiones de los invitados en el debate, ni las circuntancias familiares de Laura o su pasado. Ya Shakespeare introdujo en su genial obra la técnica de los “comienzos falsos” en los propios discursos de Romeo y Julieta, ya empleó en su dia el uso de fluctuaciones entre la comedia y la tragedia como forma de aumentar la tensión, y ya en su linea argumental nos recordaba el rechazo de las familias a la historia y la presión existente entre tan distintas personalidades.

Pero Laura y Marcelo son personajes de nuestro tiempo, son la cruda realidad que nos rodea y que nos estampa en la cara con una sinceridad brutal, nos hace sonrojar la naturalidad con que ella misma se va desgarrando por dentro para mostrarnos sus profundas heridas, como Marcelo es capaz de recular y renunciar a su propia idiosincrasia por un cariño desconocido para él, de la forma que nos estan involucrando en esta trágica realidad tan cercana y la forma de desvestir una falsa hipocresía con medios tan naturales como la propia verdad o los propios sentimientos, nos hace por momentos instigadores absolutos de esa historia, que parece ser sacada de algún cuento no inventado.

10 comentarios:

lisymetal dijo...

Gracias por tus palabras, no se pueden decir más claro.
Marcelo siente un profundo cariño lleno de sentimientos que ni si quiera él conoce. Le gusta más Laura de lo que ninguna otra le ha podido gustar y es por eso, por lo que no reconoce lo que le está pasando. De ahí su confesionarios -es mu raro super-.
Y anoche viendo el debate me reafirmé en todo lo que pensaba, al verle sufrir por ella.
Me encanta esta historia

mitt dijo...

Buenos días a todos.
Laura me ha ganado,lo reconozco.No era capaz de obviar ese tono de voz imposible,pero después de la movida de su familia,ese intento descarado de chantaje emocional obligando a la organización a comunicarle a esta pobre chiquilla que "por su culpa le había provocado una enfermedad a su madre",tengo que admitir que estoy a muerte con ella.
Esta chica vive manipulada por sus circunstancias,un entorno que la obliga a considerar antes la felicidad ajena(padres,novio) que la propia,por eso entiendo que su decisión de quedarse en la casa no sólo ha sido por Marcelo,ha sido un ejercicio de independencia y de valentía que vuelve a ponerla en su sitio,ese que ninguno deberíamos abandonar nunca,el que nos obliga a buscar nuestra propia felicidad,el sentido de la vida.

Quiero romper una lanza por Lidia,esas lagrimillas discretas cuando su amiga sufría en el confesionario rodeada de todos sus compañeros,me reconfortaron igual que los abrazos silenciosos, esos que se reciben sin palabras en el momento adecuado,de solidaridad y cariño de verdad. Además,cómo olvidar ese momento triquini con tacones que me dejó completamente hipnotizada mientras ella se movía cándidamente como una gogo-zen...total!

Txumai dijo...

Buenos días.

Cuantas historias. Siempre GH nos deja algo con que entretenernos. Parece que se va poniendo interesante, a ver si llegamos al reencuentro de la unificación sin dejar cadáveres en el camino.

Tenemos a una Laura con sentimento en carne viva, Marcelo con atracciones irresistibles, cuernos de Samu de Rubén pelándose como los venados.

Terry Patri con los nervios a flor de piel, y nos los ponen a los espectadores, una por el mono y desquiciamientos varios, la otra con su conejito y su indigestión de jukebox, y el teatrillo ambulante.

El tonto que va de listo (Arturo) porque se junta con otro que lo aparenta también para reirse del listo que se hace el tonto, lista en este caso. Y del resto de historias poco más, ya poco más podemos esperar de Lydia o Catha, Dámaso desaparecido entre dilemas y Anup entre contradiciones.

Pepa, ¿quien era Pepa?

Saludos a todos y besos a las hermanas

balzac dijo...

Evidentemente cada año en Gran Hermano tenemos alguna historia de parejas. Cada cual distinta
una de otra, es un referente desde siempre las parejas que entran como parejas o las que se forman dentro de la casa. No sé si por el juego que se espera de ellas, o porque quizás sea este recurrente de los más televisivos posibles. Lo cierto y verdad es que venden a veces y por eso se recurre a ellas.

En la edición que nos ocupa la gente tal vez se pueda sentir hastiada de tanto rollo pareja, pero es que en esta edición nos las han querido imponer desde un principio de forma quasi obligada (Chari y Rubén). Otras dos parejas han surgido desde dentro por distintas circunstancias, Joaquin y Marta, y la formada por Marcelo y Laura. Estas dos últimas han sido producto y consecuencia del mismo juego. Improvisadas y nacidas desde la casa.

Digo esto por el recelo general que pudiera suscitar la relación entre Laura y Marcelo. Precisamente uno de los encantos y atracción que pudiese tener esta relación fuese precisamente el hecho de haber asistido desde un primer momento a su nacimiento y posterior desarrollo, a sus vicisitudes y sus complejas circunstancias. No es que el resto de parejas no tengan por si mismas connotaciones interesantes para el espectador, sino que quizás el desarrollo de la relación pudiese ser mucho más previsible y eso haga que enganche menos, que haya menos lugar para las sorpresas o que nunca consigan sorprendernos. Nunca se viviran igual, con la misma motivación unas que otras.

Tenemos el ejemplo de Rubén y Chari. Tras numerosos cambios de situación dentro de la casa, exceptuando las dos primeras semanas y siempre por parte de ella, apenas hicieron captar nuestra atención. Posiblemente el hecho de habernos querido meterla con calzador, y obligarnos a comulgar con ella nos ha generado cierto recelo. Pero es que cuando ahora que estan conviviendo juntos los vemos, y vemos el juego que como pareja estan dando, y seguimos desconfiando de su relación.

No le vemos esa chispa que nos enganche, que nos motive para seguirla de cerca, todo nos parece previsible y repetitivo, sin ninguna chance y edulcorado, como muy maniatado por ahora. Nos amagan cosas que pudieran pasar para a los cinco minutos, volver a una nueva falsa alarma.

Cuidan sus penas, las farolean y vuelta a empezar, y asi, un dia tras otro, un video tras otro, y el mismo discurso aburrido y repetitivo. Crean hartazgo porque antes de.... ya sabemos que después no hay nada. No es un juego atractivo.

Sobre las diferentes historias que se desarrollan en la casa, tambien se podria hablar, pero a modo de flash, tipo anécdota que surgen de la propia convivencia sin ninguna continuidad. Lo que nos permite comentarlo de la misma manera que se producen, a modo anécdota. Tal ves si el seguimiento fuese mayor, tendriamos de donde extraer muchas más historias que merecerian la pena, pero la realidad es muy distinta. Eso está haciendo que la edición esté siendo más plana de lo aconsejable, y tal vez de menos interés que el pretendido.

atticus dijo...

No me atrevo, ni a imaginar siquiera que va a ser de la relación entre LAURA y MARCELO a partir de ahora, lo que si, me atrevo a decir y lo hago, es que LAURA, abierta en canal nos ha mostrado sus sentimientos.

Ponerse en estos momentos en los zapatos de MARCELO, no debe ser fácil. No olvidemos que tiene 20 años, sentía atracción y puede que algo más por una chica y sin poner freno a los deseos propios de su edadda ante una chica que está muy bien, se dejo llevar y los dos vivieron esa noche de pasión, a pesar de que había pedido que ésta se marchará, incluso nominándola.

Lo que no podía preveer era la repercusión en el entorno familiar, la presión ejercida por la familia de la chica para que abandonase la casa. No dudo de la enfermedad pero, para luego volverse atrás, excusaron decir nada.

El chico tiene cara de asustado y no es para menos. Se está dando cuenta que se está metiendo en un fregado, de un edificio con muchas aristas y que de entrada, le obliga a estar con LAURA, ante la repercusión que su noche de amor, ha tenido.

O estás locamente enamorado o, solo por un revolcón no te esperas tanta complicación que de entrada puede que les una más, por no quedar mal y tener que darle apoyo a la chica. Ojálá le atraiga LAURA, tanto como él a ella, si era un simple tonteo, de chico joven gusta chica, ...lo tiene crudo.

greba dijo...

Yago el Yag-as o los estigmas de Dios.

Ser apolíneo, bosquejado por si mismo con pinturas de plastide-cor. Atlántico de nacimiento. Fenicio de profesión, vende su alma al mismísimo diablo y posteriormente intenta vender al diablo.

Narciso de Interior, criado al calor humedo y pegajoso, que desprenden sus babas, cuanda ejecuta su segunda profesion, mamporrero. Los ojos le brillan, cual lagartija al sol, cuanda habla de los polvos imaginarios, que sus compañeros de tertulia podrian ejecutar(ArturitoSiempreMeLoPidenEllas) con(MartaFollaAmiga)

Como si este fuera un concurso de deletreo americano, cuenta las silabas de las palabras al hablar. Las esdrújulas no cuentan, solo sabe contar hasta dos. Deleitado por la cadencia de sus palabras, mira al cielo, con la intención de comunicarse con sus iguales.

Plumas de gallina, enfundadas en tela de edredón, dan abrigo al tullido intelectual de la edición. EL Rey de la Camas y su sequito de comadres, dan y quitan, al que no se somete. Empollar los huevos que se comerá en tortilla, le sirve de distracción. ¡EL MUY IDIOTA!, un dia intentara comerse uno de Faberge y se rompera un diente.

Gracias a ArturitoNoSinMiTabaco Terry, de los Terry-la-Niña-Del-Exorcista de toda la vida, dan a este concurso la ración de victimismo que le faltaba.

Cuidado con los” bichitos” del jacuzzi. El otro día vi bucear a uno sin despeinarse la cola. Pensé horrorizada: “igualico, igualico que SuRuben, el de SuChari.

¡Más cloro por favor!, no vaya a ser que, sin comerlo ni beberlo, “El Estado de Buena Esperanza” le pille desprevenida a alguna y la noticia salga en alguna publicación científica sobre fertilidad y leyendas urbanas.

Mikaela-z dijo...

Buenas noches.

Hoyno he estado en casa. Vengo de un concierto.

Pues si laurita se nos abrió en canal, ya se vio desde el primer momentoque puso sus ojos en Marcelo y tambien su scontradicciones.

Un sufrimiento aparejado, por la culpabilidad y por una inseguridad infinita, que no le permitían dar pasos adelante, pero tampoco hacia atrás. Porque Laura ya no quería vivir sin emociones.

La historia en sí, tiene tela, dosis de dramatismo que ni en los culebrones latinoamericanos. la cia, el novio, el chico joven, el encierro, los padres, los compañeros, hasta la peregrinación alconfe de todos pidiendo que Laura hablase con su madre, tiene comnotaciones, más que de telenovela, de melodrama y a veces de vodevil.

Y me pregunto ¿podrá disfrutar Laura de verdad esto que ha elegido o volverá a entrar en brote porsu autoculpabilidad e inseguridad?

A veces me recuerda a la Susan de Mujeres desesperadas, que de tanto analizar las situaciones, y desconfiar, se olvida de disfrutar de lo que tiene.

saludos

Mikaela-z dijo...

jajajaja, muy bueno greba

greba dijo...

Mikaela-z dijo

Laura dice que se va, pero su cuerpo se queda. Ni un tsunami, le hubiera hecho renunciar a Mastroianni y al baño en La Fontana de Trevi.

Ella sabe que Parla no perdona. Necesita tiempo, disculpas, resultados, para demostrar/sé que el sufrimiento de los que ama y el suyo propio, ha sido necesario.

Mikaela-z dijo...

greba

a Laura le hicieron chantaje, y ella ya lo avisaba, concoe a su familia y sabía que se lo iban a hacer. Luego la madre la tranquilizó enla grabación, vamos que se volvieron atrás. O fue la madre la que se volvió atrás.

Porque las madres sabemos cuando nuestros hijos no son felices.

Porque cuando mi hija llegó a casa con su maleta lágrimas en los ojos, yo llevaba meses esperándola. Callada como era mi deber.

Y por eso quiere defenderla su madre. porque pese a lo indefendible, a veces, (cuesta y mucho) no ponemos cual Belen Esteban y por nuestros hijos MA-TA-MOS.

Hala y me voy a dormir.

Publicar un comentario